DERECHO PENAL PARA EL AMIGO

DERECHO PENAL PARA EL AMIGO
ALBERTO POVEDA PERDOMO

Sunday, November 14, 2010

RÉGIMEN DE CORRUPCIÓN - Por Anibal Charry González

Octubre 31 de 2010
Régimen de corrupción
Aníbal Charry González
(http://www.diariodelhuila.com/noticia/6960)

Dice el aforismo que cuando los gobernantes pierden la vergüenza los gobernados pierden el respeto, generándose una atonía moral en la sociedad como efecto dominó que la lleva a adoptar como comportamiento generalizado la misma conducta de sus gobernantes, y a aceptar la corrupción como forma normal de enriquecimiento, justificándolos con el dicho de “robó pero hizo” con consecuencias letales para la misma sociedad que no podrá avanzar hacia su desarrollo, como ocurre en otras latitudes donde se han podido librar de la maldita corrupción, porque ha sido la misma sociedad la que se ha levantado en masa para repudiarla.
Los pilares sobre los cuales se edifica un ordenamiento jurídico siempre resultan pervertidos por un común denominador: la corrupción de la Administración Pública, que consiste, como lo afirma el profesor español, José Ramón Serrano-Piedecasas en el prólogo del libro la “Corrupción y el Régimen” de nuestro paisano, el también profesor Alberto Poveda Perdomo, en “la violación del interés público encaminado a la obtención de privilegios, de ventajas especiales a favor de los propios administradores, allegados ,amigos o socios”, agregando “que una legalidad sistemáticamente conculcada termina por erosionar la propia legitimidad jurídica, de manera que, la misma termina por parecer a los ojos del ciudadano común carente de valor, algo por lo que no es preciso luchar”.
Pues bien, tal es lo que ocurre en nuestro país donde la corrupción es el régimen que nos gobierna, y donde gobernantes, organismos de control y la misma sociedad resultan permeados por la corrupción convirtiéndose esta en el mismo régimen de oprobio con toda su carga de profundidad devastadora. Eso es precisamente lo que estamos viendo presas de la corrupción como régimen de vida, y particularmente con lo que ocurre en Bogotá, donde el Alcalde, el Contralor y el Personero se encuentran sindicados de graves cargos de corrupción sin que nada pase, pues continúan en los cargos con las consabidas afirmaciones de transparencia en el obrar y de ser perseguidos políticos, que es a lo que acuden todos los bandidos que después resultan condenados por la justicia, pero que después resultan exculpados por la misma sociedad que los eligió con la malsana sentencia de que robó pero hizo, para seguir con la tolerancia de todos con el infame régimen de la corrupción.
Es así como todas las obras públicas se encuentran tocadas por el ímprobo régimen , como que 16 vías regionales, entre ellas la de Isnos – Paletará que comunica al Cauca con el Huila, ahora costarán más del doble de lo que fueron presupuestadas, si es que finalmente se hacen por culpa de la omnipresente corrupción, que no es un sofisma como dijera un senador huilense para oponerse al proyecto de reforma a las regalías, sino la más espantosa realidad que padecemos, que es un vicio de los hombres que nos gobiernan, como dijera Séneca, y que solo podrá ser derrotada por la sociedad el día que sea verdaderamente libre para elegir y controlar a los hombres que ejercen el poder público.