DERECHO PENAL PARA EL AMIGO

DERECHO PENAL PARA EL AMIGO
ALBERTO POVEDA PERDOMO

Sunday, December 23, 2012

Fin del mundo y corrupción. Por Aníbal Charry González

Fin del mundo y corrupción

Domingo, 23 de Diciembre de 2012 05:42 (http://www.diariodelhuila.com/site/index.php/menu-opinion/29989-fin-del-mundo-y-corrupcion)

Por Aníbal Charry González
Pasó el fatídico 21 de diciembre que se anunciaba tergiversadamente como fin del mundo, y como racionalmente se esperaba, aquí seguimos respirando en este valle de lágrimas, de milagros por decretos papales y de santas, controlado por las dos pestes que nos llevarán inexorablemente a nuestra destrucción: la clase política y la corrupción.

Debo confesar que, consciente de que se trataba de una superchería aupada a conveniencia por desadaptados y avivatos, que según la NASA no tenía por supuesto ninguna base científica, yo aspiraba a que fuera cierta para ver si terminábamos de una vez por todas con estas plagas, porque será la única manera de acabarlas en Colombia, ya que según la Contralora Sandra Morelli perdimos todo impulso en la lucha contra la corrupción.
Esto fue lo que dijo la contralora, en esta sí la más funesta de las noticias que podamos recibir los colombianos: “Colombia no muestra resultados satisfactorios en la lucha contra la corrupción, se ha perdido el impulso que se mostró al principio de la administración del presidente Santos y aquí como país, como Estado, creo que ni siquiera hemos matado la culebra y cuando ya la íbamos a matar nos paralizamos y entonces ese si es el peor de los mundos, porque le dijimos a la culebra: le tenemos pánico, no la vamos a tocar porque sino aquí no hay inversión extranjera, aquí no vamos a poder hablar de confianza país y aquí no vamos a hablar de un régimen político estable”.

Razón tiene la contralora cuando afirma que estamos en el peor de los mundos en la lucha contra la corrupción, pero no porque hayamos perdido el impulso para combatirla, porque éste ni siquiera ha comenzado, sino porque estamos apenas empeñados en tratar de reducirla a las justas proporciones de que hablara Turbay Ayala, que es lo que le garantiza la estabilidad al régimen político que nos gobierna, unido con la corrupción por el estómago como dos siameses, y es lo que terminan entendiendo todos los presidentes que prometen como Uribe acabar con la corrupción para entronizarla, y la cual no vamos a poder erradicar sino cuando se acabe la vida en el planeta, que según los científicos de la astronomía ocurrirá en 70 años con el impacto inevitable de una estrella supernova cargada de neutrones que no dejará rastro alguno ni de políticos, ni de corrupción.
Por eso pronto estaremos ocupando el puesto 100 porque no hay 101, en el índice de percepción de corrupción de Transparencia Internacional como lo dijera igualmente la contralora. Esa si es nuestra catastrófica realidad en la lucha contra la corrupción de parte de todas las ramas del poder público con todas sus nefastas consecuencias, que hace posible que siga viviendo la culebra de marras que seguirá emponzoñando desgraciadamente a nuestro país hasta el fin del mundo.